Errores que no debes cometer a la hora de emprender

0
469
Mery De Los Rios
\

Yo soy Mery de los Ríos, una latina emprendedora en los Estados Unidos, que entiende el valor que hay que tener para mantener una empresa familiar o empezar una de cero. Como mujer me encanta apoyar a todas aquellas que quieren invertir en su propio negocio y lograr la independencia financiera en este mundo tan competitivo dominado todavía por los hombre. Si eres una mujer luchadora, empoderada y dueña de un pequeño negocio y quieres crecer mucho más, no puedes dejar de leer lo que hoy traigo para ti:  Errores que no debes cometer a la hora de emprender.

Los pequeños negocios dominan el panorama económico americano, pero, aquellos que han logrado sobrevivir a varias generaciones son muy difíciles de encontrar. Si tú eres dueña de uno de ellos, debes estar segura de no estar cometiendo estos 4 errores comunes pero perjudiciales para tu emprendimiento.

Mezclar las finanzas personales con las empresariales.

Si tu pequeña empresa comenzó como un hobby o como una actividad secundaria, pero ha crecido hasta el punto de convertirse en tu principal fuente de ingresos para ti y tu familia, además la involucras en el proceso evolutivo y de expansión de la misma, es necesario considerar la formación de una entidad legal para ello, como una corporación o sociedad de responsabilidad limitada (LLC).

La mayoría de las propietarias de las pequeñas empresas suelen elegir una LLC para la protección de la responsabilidad personal que proporciona, sin las formalidades de una corporación. Una LLC también le facilita la transición del negocio a otros socios o generaciones futuras y, puesto que es gravado como una entidad de paso, las ganancias no se gravan por separado sino a través de la propietaria.

Una vez que se crea la entidad legal del hobby que pasó a ser un negocio, debe separarse a nivel bancario también, es decir abrir una cuenta bajo el nombre de la empresa y manejar separadamente las finanzas. Así, podrás manejar de manera transparente y mucho mejor la economía personal y empresarial. Te recomiendo que busques asesoría profesional de un Contador.

Tener empleados sin contratos, aun siendo miembros de la familia, es un error.

Los contratos de los empleados deben ser utilizados para explicar las expectativas, sobre todo porque las pequeñas empresas familiares se suelen financiar por uno o varios miembros de la familia, que esperan el reembolso de su dinero, o aquellos que esperan tener un trabajo en el negocio de la familia basado en la cercanía familiar que comparten.

Obtener las licencias correspondientes.

Por lo general, los permisos y licencias no representa un gran costo y a menudo se pasan por alto, sin embargo las multas no. Consulte con las oficinas de la ciudad o del condado para ver si tu negocio requiere una licencia para operar. La mayoría de las empresas están obligadas a tener licencias ya sean estatales, federales o locales para operar. Evita una multa y un mal rato y asesorate con las oficinas correspondientes o vía online para que hagas tu proceso con la legalidad que corresponde.

No tener un plan de Sucesión.

Si tu empresa no tiene entidad jurídica formal, dejará de existir cuando te retires o fallezcas. Muchas de las pequeñas empresas no logran pasar más allá de la primera generación, debido a la falta de un plan de sucesión. Consulta con tu abogada de negocios con experiencia acerca de la creación de un plan de sucesión para tu pequeña empresa para que todo el esfuerzo que has realizado quede protegido luego que ya no estés.

Recuerda  estos errores que no debes cometer a la hora de emprender.

Espero amigas de Mujer Latina USA que les haya sido de mucha utilidad mis consejos. Si quieres más información no dudes en escribirme a mery@jflawfirm.com

Colaboración: Mery De Los Rios

 

Social Media: @merydelosriostv

 

 

No hay comentarios