¿Qué es la Cirugía de Párpados o Blefaroplastia?

1
1020
Cirugía de Párpados
¿Qué es la Cirugía de Párpados o Blefaroplastia?
\

La cirugía del párpado (conocida técnicamente como Blefaroplastia) es un procedimiento que se utiliza para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo  de los párpados superiores e inferiores. Asimismo, esta cirugía puede corregir la separación de los párpados superiores y las “bolsas” que se forman en la parte inferior de los ojos, consideradas como evidentes rasgos de vejez y cansancio en las personas, que pueden incluso interferir con la vista.

No obstante, la Blefaroplastia no resulta efectiva en la eliminación de arrugas o las llamadas “patas de gallo”, tampoco en desaparecer los círculos oscuros por debajo de los ojos, ni levanta las cejas caídas. Aunque sí puede ayudar a incrementar el doblez de un párpado superior en ojos de personas Asiáticas, no puede eliminar la evidencias de sus rasgos étnicos o raciales. Esta cirugía se puede realizar exclusivamente o al mismo tiempo que otros procedimientos quirúrgicos faciales, tal vez como un estiramiento de piel facial.
Los mejores candidatos para la cirugía del párpado son hombres y mujeres declarados físicamente saludables, psicológicamente estables y realistas en sus expectativas. La edad de éstos está en 35 años o más; sin embargo, si los párpados caídos son típicos de los rasgos familiares, se puede considerar la operación más temprano. También, hay ciertas condiciones médicas que pueden hacer que la Blefaroplastia sea más riesgosa, las cuales incluyen problemas de la tiroides, tales como el hipertiroidismo, falta de humedad en el ojo o lagrimeo insuficiente alta presión sanguínea u otros trastornos de la circulación, enfermedades cardiovasculares y diabetes. Una retina desprendida o glaucoma también es una razón por la cual hay que tener precaución; por lo que se debe verificar con el oftalmólogo antes de practicar la cirugía.

La cirugía de párpados o Blefaroplastia, se realiza a través de los siguientes procedimientos:

  • Se administra un medicamento para ayudar al paciente a relajarse.
  • El cirujano inyecta un anestésico alrededor del ojo, de tal manera que el paciente no sienta dolor durante la cirugía. El paciente permanecerá despierto.
  • El cirujano hace pequeñas incisiones en los pliegues o dobleces naturales de los párpados.
  • Se retira la piel flácida y tejido graso sobrantes. Luego, se templan los músculos del párpado.
  • Al final de la cirugía, las incisiones se cierran con suturas.
  • La cirugía se efectúa en un consultorio médico o se hace como cirugía ambulatoria en un centro médico.

Riesgos y cuidados postoperatorios
Como toda intervención quirúrgica, la Blefaroplastia también tiene sus riesgos, especialmente en la aplicación de la anestesia, tales como reacciones adversas a los medicamentos, sangrado, coágulos de sangre, infección, daño al ojo o pérdida de la visión (infrecuente), dificultad para cerrar los ojos al dormir (rara vez es permanente), visión borrosa o doble, hinchazón temporal de los párpados, pequeñas manchas blancas después de que los puntos sean retirados, cicatrización lenta, curación o cicatrización desigual.
Existen otros problemas de salud que pueden hacer más riesgosa la blefaroplastia, entre ellas, la diabetes, ojo reseco o producción insuficiente de lágrimas, cardiopatía o trastornos vasculares, hipertensión arterial u otros trastornos circulatorios, problemas tiroideos, tales como hipotiroidismo y enfermedad de Graves.

Después del procedimiento, generalmente el paciente puede volver a su casa el mismo día de la cirugía. Antes de egresar del centro de salud en donde se practicó la operación, el cirujano cubrirá los ojos y párpados del paciente con un ungüento y un vendaje. Los ojos pueden sentirse tensos y doloridos a medida que el efecto de la anestesia desaparece. La molestia se controla fácilmente con analgésicos.

Posteriormente, se debe mantener la cabeza elevada lo más que se pueda durante varios días. Es recomendable colocar compresas frías sobre la zona para reducir la hinchazón y los hematomas. Se debe envolver la bolsa de hielo en una toalla antes de aplicarla, para ayudar a prevenir una lesión por frío en los ojos y la piel. El médico puede recomendar gotas para los ojos, con el fin de disminuir el ardor o la picazón.

La principal muestra de recuperación es que el paciente debe ser capaz de ver bien, transcurridos 2 a 3 días de la operación. No se deben usar lentes de contacto durante al menos 2 semanas. Además, reducir las actividades al mínimo durante 3 a 5 días y evitar las actividades vigorosas que eleven la presión arterial, incluso levantamiento de objetos pesados, agacharse y deportes fuertes, durante aproximadamente 3 semanas.

El cirujano retirará los puntos de sutura de 2 a 7 días después de la operación. Se observarán algunos hematomas o moretones, los cuales pueden durar de 2 a 4 semanas. Durante las primeras semanas, se puede notar un aumento en las lágrimas, aumento de la sensibilidad a la luz y al viento, al igual que cambios temporales de visión, como visión borrosa o visión doble.

Otros artículos sobre Cirugía Estética

Tipos de cirugías plásticas más comunes en la mujer

Cirugía estética vs Cirugía plástica

¿Qué es una cirugía de aumento de senos o mamoplastia de aumento?

1 COMENTARIO

Comments are closed.