El laboratorio del alma de Stella Maris Maruso

0
3264
Stella Maris Maruso
\

Cuando pensamos en la palabra laboratorio imaginamos tubos de ensayo, fórmulas químicas, pipetas, microscopios y una cantidad de instrumentos que componen un lugar donde se realizan investigaciones y experimentos  para encontrar respuestas o soluciones a una hipótesis o planteamientos científicos, pero no es así en El laboratorio del alma de Stella Maris Maruso.

¿Puede haber un laboratorio para el alma? ¿Cómo medimos, pesamos, calculamos o manipulamos lo intangible del alma, lo inmaterial pero imprescindible para la creación de la fórmula Ser Humano?

La vida es un laboratorio en donde cada milésima de segundo ocurre un cambio que influye de manera consciente o inconsciente en su desarrollo y en su bienestar.

Stella Maris Maruso, es tanatóloga, terapeuta biopsicosocial, conferencista internacional y directora de la Fundación Salud, donde se imparten seminarios de Inteligencia Emocional, Sanación Espiritual en Medicina y su exclusivo Programa Avanzado de Realización y Apoyo (PARA), dedicado a personas con dolencias del cuerpo y del alma.

Con una carrera de más de treinta años donde ha asistido aproximadamente a 20.000 pacientes con cáncer y otras enfermedades, Stella se convierte en una voz líder autorizada dentro de la Psiconeuroendocrinoinmunología (PNEI) un enfoque integrador donde se neo conceptualiza la ciencia de la medicina.

Somos una totalidad y como tal debemos ser tratados a la hora de enfrentar una enfermedad que deriva de las emociones, estilo de vida, cambios químicos, alimentación, espiritualidad y capacidad de generar nuestras propias drogas endógenas para curarnos o mejor aún para preservar nuestra salud.

En un cálido encuentro, con un rico café de por medio, tuve la oportunidad de entrevistar a Stella Maris Maruso, una mujer dulce, amable, cálida y con un don especial de enseñar a través de palabras sencillas que tocan el alma, donde reside la sabiduría para sanar, los conceptos tal vez más rebuscados y hasta abstractos de la ciencia: la vida y la muerte.

Artesana del alma

RC:- Stella, usted es tanatóloga, una disciplina que está inmersa en el fenómeno de la muerte del ser humano. ¿Cómo lo aborda dentro de su experiencia de años y dentro de la PNEI?

SMM:- Yo acompaño al bien morir; es un área muy rica pero no está muy difundida. El tema del acompañamiento es controversial, porque hay una falsa creencia que consiste en sedar a la persona durante el transito hacia la muerte. Se confunde con cuidados paliativos, que son los cuidados del cuerpo para evitar el sufrimiento. En realidad lo que nosotros hacemos es ayudarlos a que puedan sanar su espíritu y suavizar su transición. Es que logren re-significar su partida. Para nosotros es  completamente diferente.

RC:- Existe un método en común o cada caso es único y particular .

SMM:- Cada caso es particular porque va a depender del estado de conciencia de cada persona y lo que buscamos es lograr que cada quien pueda expandir su conciencia en la última etapa y que logre darle un nuevo significado a su vida más allá de lo patética que pueda haber sido. Eso da mucha paz. Siempre sabemos que transitamos y morimos de acuerdo como vivimos.

RC:- Ahora que lo menciona ¿ Qué marca el cómo irnos de este mundo?

SMM:- El estilo de vida marca la manera de irse de este mundo y aquellos que no pudieron tener una vida más significativa, más plena, no están condenados a partir de esa manera, lo pueden lograr bien. Es un trabajo de artesanía.

RC:-Ya entiendo porque la llaman “Artesana del Alma”. Ahora bien, en la Fundación Salud hacen dos tipos de trabajo ¿puede ahondar un poco en ello?

SMM:- Hacemos dos tipos de trabajo en la Fundación, uno para crear salud , que las personas puedan cambiar su percepción que tienen de ellas mismas, de los demás y del mundo para que su biología tenga modificaciones significativas; es como unir la biografía a la biología.Es un trabajo evolutivo interno. El otro trabajo o actividad que allí hacemos consiste en el acompañamiento en la etapa final de la vida con aquellos que tienen enfermedades incurables o terminales.

RC:- ¿Cómo es este trabajo evolutivo interno?

SMM:- Bueno, cambiando,  e insisto mucho en esto. Genetistas del mundo hablan de la relación de la biología molecular con la manera como nosotros percibimos los acontecimientos diarios de la vida. Cualquier experiencia enriquecedora, innovadora junto con el movimiento del cuerpo ponen en actividad la neuroplasticidad del cerebro y ese crecimiento del cerebro tiene como consecuencia la activación de ciertos genes o la expresión de genes, que dan como resultado lo que antes se llamaba una curación milagrosa. En otras palabras, vemos como las conductas llegan a nuestra genética y se logran cambios y curaciones.

RC:- ¿Las creencias pueden llegar a esas transformaciones?

SMM:- Las creencias, las conductas, las emociones y el comportamiento terminan en los genes.

Curación sin enfermedad

RC:- Puede haber “curación” sin enfermedad física?

SMM:- Sí, tanto el enfermo como el no enfermo tienen que seguir su proceso evolutivo porque forma parte de la vida. Todo lo que deja de crecer empieza a morir. Una persona puede evolucionar pero no modificar la degradación de su biología, pero si puede modificar el curso de esa degradación y hacer que no sea tan abrupta o que sea tan desastrosa, palabra que a veces no me gusta usar.

RC:- ¿Cómo se llega a una degradación “desastrosa”?

SMM:- Cuando las personas se identifican mucho con su cuerpo y la degradación es muy grande, sufren mucho porque no aceptan lo que les está sucediendo en el cuerpo, por su gran identificación con él, con lo que éste le permitía hacer,  no entienden y les cuesta aceptar. Se pierden capacidades físicas, se gana en esencia y de allí una paradoja: lo que se pierde en el mundo de la forma se gana en el mundo de la esencia.

“Tsunami bioquímico”

RC:- ¿En dónde evolucionamos?

SMM:- Si no hay cambio de percepción no hay evolución. Es una sinergia, es todo. Hay personas que lo hacen expandiendo su conciencia, y hay otras que lo hacen aprendiendo a expresar saludablemente lo que sienten, a tener un sistema de creencias que sea más saludable, pero no entran mucho en la espiritualidad.

RC:- ¿Y cuándo entran en la espiritualidad? ¿Qué sucede en esas personas?

SMM:- Cuando entran en la espiritualidad y se suma a la buena expresión de las emociones y a tener un sistema de creencias que apoye, allí se produce una sinergia que es como un “tsunami bioquímico” que logra realmente una revolución interior.

RC:- ¿Por qué cree usted que no aprendemos eso antes de llegar a situaciones como las que hemos comentado anteriormente de enfermedades o hasta de la cercanía a la muerte?

SMM:- Las situaciones difíciles nos devuelven lo que realmente es importante. Mientras tengamos todo bajo control es difícil que haya un cambio. Nos hacemos adictos al control porque nos da seguridad.

Abrazar la incertidumbre nos devuelve la vida

Cuando abrazamos la incertidumbre de la vida es cuando empieza la verdadera vida. Hay tres leyes que son inexorables: la vida es transitoria, es incierta y es impermanente, afirma Stella Maris Maruso.

RC:- Stella, usted es creadora de un método para el desarrollo de la espiritualidad y la transformación de la conciencia denominado “Camino Evolutivo”. Nos puede explicar en qué consiste.

SMM:- Ese “Camino Evolutivo” forma parte de un programa avanzado de recuperación y apoyo. Cuando la persona tiene que recuperarse, debe apelar y avocarse a todos aquellos recursos que no habían sido actualizados pero residen en nuestro interior y eso es lo que realmente puede marcar una diferencia. El cuerpo está preparado perfectamente para la evolución de la persona. El Ego es lo que hace que uno siempre este dando vueltas alrededor de uno mismo, pero el proceso está allí en potencia esperando despertar. Yo digo que se evoluciona por inspiración o por desesperación.

¿Mejor por inspiración?

RC:- Suena bonito evolucionar por inspiración, ¿es así?

SMM:- Por inspiración es como cuando llegas a tenerlo todo y te das cuenta que algo falta. Es como el “sin sentido” que de pronto desdibuja las cosas, los logros, la familia; porque algo falta. Y qué falta si parece que ya lo tienes todo… falta el sentido de responsabilidad con la existencia, no con la personalidad, no con los roles.

RC:- ¿Hay un despertar de conciencia hacia esa deuda con el ser y no con el hacer?

SMM:- Si hay un despertar de conciencia, aunque todavía hay mucha oscuridad. A la adversidad, a la frustración, a la partida de seres queridos le ponemos una luz de distracción que viene de afuera con actividades y ocupaciones, entonces la oscuridad sigue allí. Yo creo que esa oscuridad se tiene que transformar en luz desde adentro para seguir enfrentando situaciones en la vida. La falsa luz es sensación, la verdadera luz es sensibilidad. Encontrarnos en realidad, encontrar una espiritualidad sin violín…risas.

RC:- ¿Cómo llega Stella Maris Maruso a la Tanatología?

SMM:- Quise quitarle el dramatismo a la muerte. Vi morir a mi abuela y no pude ayudarla a partir bien. No le hice un buen acompañamiento y me di cuenta que era un gran desafío estar en ese rol. Me convertí en discípula de la Dra. Elisabeth KüblerRoss durante 5 años y todo eso se dio con la circunstancia de un diagnóstico condenatorio a mi padre donde su vida estaba muy comprometida, el tiempo tenia caducidad. Mi papá logró una remisión espontánea a lo que antes se llamaba milagro. Esto hizo que me preocupara más como mínimo por modificar el curso de la enfermedad para que las personas pudieran vivir más y con mejor calidad de vida con todo lo que antes ya te he mencionado.

Romper paradigmas

RC:- Paradigmas que se rompen, descubrimientos que cambian creencias, nuevas herramientas y una pregunta que sustituye el ¿de qué murió? por ¿cómo murió, cómo lo hizo? Y no nos referimos a la enfermedad o la causa sino como transitó ese camino hacia la muerte consciente y hasta esperada.

SMM:- Estamos asistiendo a un cambio en el paradigma de la biología, es una época prodigiosa donde el cómo lo hizo en el antes y durante la muerte debe ser abrazado por la ciencia. Es momento de integrar la ciencia de la medicina, de integrar la vida, la enfermedad y la muerte y que no sea una desgracia. La medicina debe devolver la integridad.

RC:- Sus libros “El Laboratorio Interior” y “El Laboratorio del Alma”

SMM:- El trabajo es hacia adentro, hacia el alma. El trabajo de sanación consiste en poder conseguir las semillas llenas de riquezas pero necesitan tierra fértil para poder prosperar. Las personas tienen que hacer su introspección considerando un análisis desde el rol de observador de poder saber cómo sienten, cuáles son las creencias que sostienen su vida, hacia dónde van y encontrar el sentido de la propia existencia. Encontrarse con dignidad.

Continúa Stella, el desafío es ser y estar en el mundo de una manera diferente. El mundo no va a cambiar. La vida está abrazada por la incertidumbre y lo más peligroso es la “inteligencia estúpida” . Mis libros tienen historias de sanación que dibujan una línea entre la espiritualidad y la ciencia. Repito, hay que encontrar el sentido de la existencia y del amor para sanar nuestra biología y nuestra alma.

Para terminar esta entrevista no dejamos de tocar el dolor como detonante de la transformación y de la sanación haciendo la salvedad de la diferencia que existe entre el sufrimiento y el dolor, a lo que Stella aclaró de manera sencilla y contundente: “El dolor devuelve un estado de integridad. Lo que el ego separó, el dolor lo vuelve a unir. Es importante aclarar que hay personas que no lo viven como dolor sino como sufrimiento”.

RC:- ¿Cuál es la diferencia entre el dolor y el sufrimiento?

SMM:- El dolor es aceptar lo que es. Es un espacio de conciencia muy importante que te permite experimentarlo desde la libertad del ser. El sufrimiento es un choque entre la realidad y el deseo de que sea diferente. El sufrimiento hace muchas veces que te quedes en el pasado lamentando lo que fue o lo que no fue. El sufrimiento es no aceptación. Es querer interpretar el por qué y desconocer que hay un para qué que se está generando en nuestra biología.

Desde el sufrimiento, que no permite profundizar, se cae en las distracciones, en esa búsqueda externa que impide la conexión con lo que es y con el sentido de la verdadera existencia. Es como una “promiscuidad psíquica y espiritual” que no permite enfrentar nuestra realidad y hacernos responsables de nuestra propia vida, finalmente concluyó nuestra entrevistada.

Stella Maris Maruso una Mujer Latina USA el próximo 5 y 6 de Mayo estará de vuelta en la ciudad de Miami con la conferencia y taller vivencial El Laboratorio Interior, Resignificando la vida, en el Hotel Intercontinental Doral, organizado por Eventum The Branding Moment.

El laboratorio del alma de Stella Maris Maruso.

Por: Roxana Castillo

Editor in Chief

Mujer Latina USA

No hay comentarios