Las latinas nacemos valientes

0
582
\

Las mujeres latinas nos caracterizamos por ser fuertes, decididas, de retos y valientes y es por eso que cada día ocupamos más espacios en las diferentes áreas de desarrollo científico, económico, empresarial, político, social  y tecnológico; entre tantas otras actividades y oficios que actualmente estamos liderando en  nuestros países de origen y aquí en los Estados Unidos.

Sin embargo, no todas las latinas han llegado con un boleto aéreo o visa de trabajo a este país, por lo que  han tenido que estudiar y trabajar más que otros para poder demostrar su talento y capacidad, a pesar de su ilegalidad.

Racismo

Dos jóvenes estudiantes sobresalientes, que han ganado becas completas en universidades prestigiosas y muy competidas, han tenido el valor, cada una en su momento y por vías diferentes, de confesar ser “indocumentadas” .

En dos estilos completamente diferentes, estas chicas decidieron hablar y ambas han generado polémica, apoyo, aplausos y rechazo.

Mayte Lara Ibarra, Valedictorian,  de origen mexicano, fue la primera en enviar un mensaje a través de su cuenta de Twitter, al graduarse con honores de la secundaria Crockett High School de Autin,  y ser becada por la Universidad de Texas. Ella escribió sobre sus logros académicos, un GPA de 4.5, medallas y beca universataria, más la confesión que era indocumentada. Las reacciones no se hicieron esperar, a favor y en contra,  alcanzando 9,400 retuits y 20,000 Likes.

Sin embargo, esta joven, por los comentarios racistas que recibió, cerró su cuenta para no sentirse rechazada y amenazada.  El estatus de Mayte esta amparado bajo la Consideración de acción diferida para los llegados en la infancia, conocida por sus siglas en Inglés como DACA, que le permite a los jóvenes indocumentados, llegados a los Estados Unidos cuando niños,  a trabajar y estudiar.

Mayte, quien teme ahora por su familia, declaró al Austin American-Statesman, que nunca pretendió burlarse de nadie, todo lo contrario, quería mostrar que a pesar de las barreras y dificultades, se puede lograr el éxito.

Luego, en la preparatoria de McKinney Boyd High Shool , en el mismo estado de Texas, y de otra manera, apareció Larissa Martínez, quien en su discurso de grado, relató la situación de su madre, su hermana y ella, quienes llegaron a los Estados Unidos con visa de turista, huyendo de un padre abusivo y alcohólico. Se quedaron ilegalmente para cumplir su “sueño americano” de una vida mejor a la que dejaban en su país de origen, México.

“Soy uno de los 11 millones de inmigrantes que viven en las sombras de los Estados Unidos hoy” , confesó valientemente esta joven de 18 años de edad.
“Decidí pararme ante ustedes y revelar esta noticia inesperada porque ésta podría ser mi única oportunidad de transmitir la verdad a todos: de que los inmigrantes indocumentados también somos personas”, agregó Larissa.

Este discurso no fue fácil para la Valedictorian, quien declaró haberlo tenido en la mente y en le corazón desde que comenzó la secundaria, y que en las semanas anteriores a la graduación, lo completó con el apoyo de su madre y amigos.

El racismo que se ha generado en los últimos tiempos hace que millones de personas vivan con miedo y permanezcan en el oscuridad o anonimato. Estas dos jóvenes han dado un paso muy grande ante los prejuicios sociales y las manifestaciones de rechazo hacia otras razas en este país, lo que podría ser el comienzo de un ciclo de confesiones de otras personas en la misma situación, que quieran alzar su voz.

Esta joven brillante, Larissa, con calificaciones de 4.95 sobre 5.00, estudiará  Neurocirugía en Yale con una beca completa.

No hay comentarios