¿Qué es el Rejuvenecimiento vaginal?

0
1223
Rejuvenecimiento vaginal
Rejuvenecimiento vaginal
\

La inconformidad de la mujer con su zona íntima, puede experimentar efectos devastadores en su vida, asociados con baja autoestima, disminución del deseo sexual, excitación, además de molestias vaginales. En la actualidad, gracias a los avances de la medicina en cirugía reconstructiva ginecológica, las cosas han cambiado y la mujer retoma su normalidad en todos los órdenes, después de corregir sus inconformidades con el bisturí.

La consideración de algunos especialistas en cirugía ginecológica láser, es que el envejecimiento vaginal se debe a que con el paso del tiempo disminuye la concentración de colágeno y elastina, que junto con un bajo nivel estrogénico en sangre, hacen que la piel y las mucosas se sientan más estiradas y relajadas. Además, el paso del bebé a través del conducto vaginal en el parto, rompe los tejidos internos, contribuyendo a la relajación vaginal.

El rejuvenecimiento vaginal es una cirugía genital en la que se disminuye las dimensiones externas e internas de la vulva y se refuerza el tono, control y elasticidad de los músculos del cuerpo perineal, ubicado en la parte posterior de la vagina. Con esto, la mujer puede llegar a sentir más placer durante las relaciones sexuales.

Esta cirugía vaginal logra corregir defectos, embellecer y rejuvenecer la zona genital de la mujer. Este rejuvenecimiento de vagina vuelve a tensar los músculos vaginales que han perdido su tonicidad por causa de partos o por el proceso natural de envejecimiento.

Por su parte, el Rejuvenecimiento Vaginal Láser (RVL) es un procedimiento médico que utiliza el efecto térmico del láser para estimular la producción de colágeno, elastina y neovascularización, que contrae y engrosa la mucosa vaginal, disminuyendo el diámetro y produciendo un efecto tenso. Se explica que el Rejuvenecimiento Vaginal Láser, por ejemplo, permite mejorar técnicas de cirugías íntimas, tales como Labioplastia reductora, en la cual se moldean los labios menores de la vagina engrosada, alargada o asimétrica.

En el caso de la Labioplastia de aumento, se trata de un relleno de labios mayores con material biodegradable, grasa  autóloga (lipotransferencia) y plasma rico en plaquetas. Asimismo, está la Colpoperineoplastia, que es el reforzamiento de la pared vaginal posterior; el blanqueamiento en áreas de piel hiperpigmentadas; Tensado vaginal, mediante el cual se tonifica la mucosa, disminuyendo el diámetro vaginal, con un mejor rendimiento sexual.

La cirugía de rejuvenecimiento vaginal en su mayoría es ambulatoria, por lo general se realiza en consultorio y es bien tolerada con el uso de anestésicos tópicos. Dependiendo de la paciente y del procedimiento, se deberá realizar en pabellón, bajo sedación o anestesia raquídea. La intervención dura de 20 minutos a una hora y por lo general la recuperación es inmediata. Como toda intervención quirúrgica, este procedimiento tiene sus riesgos, siendo  los más frecuentes sangrado, hematomas, flujos, quemaduras o infecciones.
Este  procedimiento de rejuvenecer la vaginal puede realizarse a cualquier edad y a cualquier mujer, incluso las que no han tenido hijos, sobre todo aquellas con obesidad o sobrepeso porque al bajar esos kilitos de más, los tejidos vaginales se relajan y se vuelven más flácidos. El tensado vaginal se recomienda hacerlo en tres sesiones, cada tres semanas y repetirlo cada seis meses hasta obtener los resultados deseados.

Una buena noticia femenina

Después de realizado el rejuvenecimiento vaginal con láser, la paciente se reincorpora de inmediato a sus actividades cotidianas, siguiendo algunas indicaciones como: utilizar ropa interior de algodón y prendas no ajustadas, abstinencia sexual de 4 a 6 semanas, mantener el área genital limpia, con el uso de antisépticos de uso externo y lociones medicadas. La sutura usada es reabsorbible, por lo que no hay necesidad de retirar los puntos. También debe evitarse el ejercicio físico hasta que la herida sane completamente.
El rejuvenecimiento vaginal por láser es un procedimiento generalmente bien tolerado, con escaso dolor, sobretodo en vagina no es común el uso de analgésicos, sin embargo,  si se realiza en mucosa vulvar o en piel, si hay mayor sensibilidad y se hace necesario el uso de analgésicos como ibuprofeno o ketoprofeno.

La principal ventaja del Láser, en comparación con la cirugía convencional, es la menor inflamación del tejido, que se traduce en menos dolor, menos riesgo de infección, con una reincorporación rápida y una mejor satisfacción sexual.

No hay comentarios