Quiero un perro…asumo mi responsabilidad

0
593
QUIERO UN PERRO
QUIERO UN PERRO…ASUMO MI RESPONSABILIDAD
\

En el momento en que decides tener una mascota en casa , debes preguntarte por un momento si ese impulso de salir a adoptar o comprar un cachorrito es por moda, por satisfacción personal, por presumir ante los amigos, por soledad o porque realmente quieres un nuevo miembro en la familia que va a compartir tu casa. Te debes preguntar eso, porque el tener una mascota implica una responsabilidad y un compromiso ante ese ser vivo que siente hambre, sed, que quiere jugar, caminar, que necesita atención veterinaria,  que defeca y que sobre todo necesita y demanda atención y  amor.

Una vez hayas sincerado tus emociones con tus pensamientos y actos y estés decidida a buscar la mascota de tus sueños, prepárate para escribir un nuevo capítulo en tu vida.

QUIERO UN PERRO…ASUMO MI RESPONSABILIDAD
QUIERO UN PERRO…ASUMO MI RESPONSABILIDAD

Perros de raza pequeña

Te hablo desde mi experiencia, ya que tengo un Pomerania llamado Paris y una Pug llamada Maki. Ambos tienen características comunes y a la vez son muy diferentes.

Los perros de raza pequeña son hiperactivos, juguetones, curiosos, escurridizos, ruidosos y muy amorosos y hasta celosos con sus dueños.

Las mujeres sentimos una afinidad muy grande con los perros pequeños, sin embargo, hay mujeres y yo me incluyo porque los tengo, que nos sentimos identificadas con perros grandes y robustos.  Les repito tengo perros grandes y pequeños.

En el caso de mi Pomerania y Mi Pug, el proceso de aprendizaje ha sido súper divertido, porque nunca antes me había sentido tan retada por una pequeña bola de pelo como lo es Paris; o por mi negrita Maki.

Tu eres quien piensa

Las razas pequeñas requieren de una atención diferente porque dada su curiosidad todo lo quieren probar y es cuando recoges sus heces que te das cuenta de lo que han comido. Allí hay que tener una particular atención con lo que se llevan a la boca.

Son ansiosos y eso los hace morder todo lo que pueden, así que mientras están en el proceso de ser educados, tu eres quien tiene las herramientas para evitar que te coman un zapato, los lentes, la cartera o algo de más valor como el pasaporte por ejemplo, que ha sucedido.

Es cuestión de entender que tu eres quien piensa y decide y ellos son animalitos bellos y queridos que necesitan ser educados para llevar una convivencia en armonía.

No exageres con su comida

Los perros pequeños comen en proporciones acordes a su tamaño. No debemos exagerar con la comida. No es bueno para su digestión. Los empaques de comida traen una tabla que se  refiere a la ración por peso del perro.

Les gusta tener juguetes y salir a caminar

Hay que sacarlos a caminar para que gasten energía  dos o tres veces al día y así bajar su hiperactividad y evitar que se pongan de mal humor.

Ellos se distraen con sus juguetes, es bueno tenerles unos cuantos en su espacio para que los muerdan y drenen un poco el estrés.

Cepillar sus dientes es importante

Su dentadura es delicada por lo que se recomienda comprar un cepillo para perros de raza pequeña y pasta dental para caninos y hacerles su cepillado tres veces por semana para evitar la acumulación de sarro.

Por supuesto su chequeo con su médico veterinario tanto por sus vacunas como si ves algún cambio en su rutina diaria.

Cuida tu mascota y dale mucho amor.

Roxana Castillo

No hay comentarios

Dejar una respuesta