Sucesptibilidad exagerada por la menstrución

0
721
Sucesptibilidad exagerada por la menstrución
Sucesptibilidad exagerada por la menstrución
\

¿Por qué estoy tan susceptible durante la menstruación?

Muchas de mis pacientes consultan por las fluctuaciones de sus emociones durante la menstruación (regla o periodo), la cual no es más que un proceso cíclico y fisiológico de las mujeres sexualmente maduras que ocurre aproximadamente cada 28 días, el 90 % de ellas  tienen ciclos variables entre 24 y 36.  Se produce un sangrado vaginal producto de la descamación de la capa funcional del endometrio, como consecuencia de la brusca  privación hormonal al final del ciclo femenino.  El flujo de una menstruación en total es de alrededor de 40 a 80 mL, o aproximadamente 6 cucharadas. Está compuesto de sangre, tejido endometrial y otros fluidos vaginales, sale por la vagina y dura en promedio tres a siete días. Bajo la acción sucesiva de estrógenos y progesterona producidos por el ovario, la mucosa endometrial experimenta cambios cíclicos en su estrato funcional que se diferencian en tres etapas: Menstrual o de disgregación (del 1.º al 4.º día del ciclo), proliferativa o estrogénica (del 5.º al 13.er día del ciclo). Secretora o progestacional (del 14.º al 29.º día del ciclo) pero también bajo el influjo de otras hormonas como el cortisol, hormonas tiroideas y LH-FSH con sus factores precursores liberadores cerebrales. Muchos mitos generacionales se han trasmitidos sobre la regla, como por ejemplo: no podemos tocar plantas porque mueren, no podemos hacer mayonesa porque se dañan, no hacer deportes o lavarnos la cabeza e incluso mantener relaciones sexuales, con el único fin de  ocultar este hecho.

¿Pero por qué es tan incómoda tenerla? primeramente por el “olor”, nuestro olor es  diferente y creemos que todo el mundo lo considera desagradable, hecho que ha exacerbado las estrategias comunicacionales de venta con sus anuncios: el olor de la regla es algo que no sólo debemos ocultar sino eliminar. Ciertamente no es que sea el olor de una rosa, es diferente e intenso. Debemos evitar la predisposición  a concebirlo de manera negativa, no quiero decir con ello que te tenga que gustar, sino que evites los prejuicios y tomes tus decisiones propias después de tomar en cuenta también a este respecto, que el olor que desprenden las toallas sanitarias o los tampones no es original de tu regla, y se convierte en desagradable precisamente por que se acumulan durante muchas horas, los fluidos que se secan y  además no permiten que la vagina o vulva se ventilen, lo que también pueden alterar el ph de la piel.

Otro aspecto es el dolor (dismenorrea) durante el período, si has sido evaluada minuciosamente por tu médico de cabecera o ginecólogo y no presentas ninguna alteración clínica, su presencia te hace susceptible emocionalmente, primeramente el rechazo para esos “días de regla” , se vuelven quejumbrosas, malhumoradas y enfermizas (algunas inclusos sufren síncopes). Lo más importante no es inutilizarte, por lo que aquí te doy algunas sugerencias para hacer más llevadero el mismo como por ejemplo: colocar tus manos entre el pubis y el ombligo y masajear suavemente, aplícate calor local, una manta eléctrica o incluso, date  una ducha o un baño con agua caliente agradable que te relaje. Otro consejo sano es masturbarte, recuerda que el orgasmo libera la congestión de sangre, libera endorfinas por lo cual el dolor y tu estado de ánimo mejoraran rápidamente. Los ejercicios también están indicados en estos casos, los movimientos de algunos bailes masajean el útero y nos ayudan a tener más percepción con el mismo, no creo que Shakira con su “danza del vientre” sufra de dismenorrea. Saber dónde está el útero  e intentar sentirlo y masajearlo con la propia musculatura que lo rodea hará que nuestras reglas sean menos dolorosas. En todo caso si no obtienes alivio usa antinflamatorios no esteroideos previa consulta con el especialista.

¿Pero esta suceptibilidad está relacionada realmente con las hormonas? Muchas veces escuchamos a algunos amigos (as) o compañeros (as) de trabajo decir: “déjala, tiene la regla” o cualquier otra frase de  menosprecio. Muchos Ginecólogos, psicólogos e incluso psiquiatras tomamos este aspecto más relacionado con el tipo de socialización y educación recibida en nuestro crecimiento personal, y algunas damas usan su menstruación como una excusa para bajar su ritmo de ansiedad y stress generado por las actividades cotidianas o laborales.  Sin embargo, no puedo dejar de mencionar que clínicamente en esta etapa bajan los niveles de serotonina (hormona cerebral del placer), disminuye la actividad del sistema reticular activante cerebral, predomina el sistema colinérgico que ejerce inhibición sobre ciertas estructuras centrales (endorfinas, melanotonina, niveles de Mg3+) y periféricas (cortisol, triptófano, calcio) o liberación de otras áreas , aunado a que existe una disminución brusca de la progesterona en primera instancia así como los estrógenos quienes son precursores de la anterior (desbalance), que pueden predisponernos a liberar nuestros prejuicios, actitudes agresivas e inclusos condenarnos a una depresión incontrolable o reactiva a la falta de un embarazo deseado y en algunos casos pueden desencadenarse brotes psicóticos en mujeres susceptibles. No quiero dejar de mencionar que esta etapa se caracteriza por una retención hídrica previa y mucha mastalgia por turgencia de las mamas (efecto progesterona) que también influye en el desenvolvimiento de sus actividades normales incluyendo la sexualidad. Lo más importante es acudir a tu Ginecólogo y plantear tus inquietudes al respecto para oír un consejo bien fundamentado.

Freddy Bello Rodríguez
Ginecólogo-Obstetra
Venezuela.

Photo Copyright : Wavebreak Media Ltd / 123RF Stock Photo

 

No hay comentarios