Violencia familiar, una realidad que no se debe esconder

0
782
violencia domestica
Violencia Domestica
\

La violencia doméstica o familiar se entiende en el vulgo como violencia física. Pero el concepto es muy amplio y aquí te lo explicamos para que tomes conciencia y despiertes, porque tal vez está pasando en tu hogar y no lo sabes o no lo quieres aceptar.

La violencia familiar es la interacción entre sus miembros  donde se produce un daño físico, psicológico, verbal o sexual; o se amenaza de hacerlo. Aquí vamos a destacar que se puede hacer con acciones y lenguaje verbal, como con inacciones y silencios, es decir, permitiendo que suceda el maltrato. La violencia contra la mujer, los niños y ancianos de un núcleo familiar, es la más frecuentes en nuestras sociedades hispanas. La violencia hacia el hombre es menos común o se desconoce más por razones culturales, dado que el hombre no denuncia el maltrato por machismo o miedo a exponer su hombría ante la sociedad.

En el caso de la mujer, culturalmente y desde las cavernas, ha aceptado por protección y sustento, un trato desigual, que a menor o  mayor escala, es maltrato de género que puede trascender hacia los demás miembros de la familia.

La violencia familiar tiene un amplio espectro, que abarca desde las ofensas y descalificaciones verbales, hasta los actos físicos donde se vulnera la integridad de la persona.

Hay que estar muy atenta Mujer Latina USA con los juegos de palabras, juegos incómodos donde se pone en minusvalía al género femenino, los chistes de mal gusto donde se irrespeta a la mujer, los juegos de mano, los juegos rudos, las amenazas verbales y físicas, las descalificaciones, los silencios y hasta la falta de atención y comunicación, el chantaje y la manipulación, siendo estos últimos violencia pasiva.

Ahora bien, la violencia física hacia uno o varios miembros de la familia, puede ser evidente o no, todo depende  si la victima hace la denuncia a tiempo. En muchos casos, el miedo impera ante la búsqueda de ayuda, y se excusa el maltrato bajo las faldas del alcohol, del stress, de los celos y de la promesa de que no sucederá más, promesa que nunca se cumple en la mayoría de los casos.

La violencia psicológica o maltrato verbal, está más difícil aún de demostrar, aunque la huella es para siempre, ya que socava la autoestima de la victima, y si no se busca ayuda profesional para superar el trauma emocional y psíquico, esa persona no se podrá realizar plenamente en su vida. La legislación en este particular, está todavía incipiente.

Son muchos los factores que detonan la violencia familiar, en especial la violencia de género, como el control y el dominio sobre la mujer. La baja autoestima del hombre, la inseguridad, el miedo, la falta de control sobre la ira, la carencia de una buena comunicación, o haber sido víctima de actos violentos en su infancia, pueden ser tal vez, las características más comunes de un maltratador.

Mujer, a qué debes estar atenta. Si eres novia todavía, o ya estás casada o conviviendo con tu pareja, presta atención al verbo, a las palabras que usa para dirigirse a otras personas o a ti en particular.  Fíjate si es violento, o entra en estados de ira con facilidad con los demás y contigo. Si le cuesta expresar sus emociones, si te cela o critica a tus amigos. Si te quiere alejar de tu circulo de amistades y actividades. Si te hace sentir como que tu eres la mala o la responsable de una situación donde el se encolerizó y no controló el verbo o te agredió físicamente. Si opta por el silencio en vez de manejar y fomentar una comunicación abierta contigo. Si descalifica lo que haces y como eres. Si te critica constantemente.  Si notas alguna de estas características, busca ayuda para que salgas de esa relación antes de que sea tarde.

Mujer, tu como madre y pilar de la unión familiar, entendemos que son muchos los detalles que debes manejar en torno a las interacciones de los miembros de la familia, como la comunicación y el trato entre los hermanos, el bullying entre ellos mismos, la comunicación entre ustedes los padres y hacia los hijos, de manera abierta y efectiva, la disciplina sin maltrato, y la solidaridad ante las situaciones de vulnerabilidad de los integrantes de la misma. Tal vez es un trabajo arduo, pero es la fórmula, si quieres tener unos hijos sanos emocional, física y psicológicamente, que puedan estar preparados para la sociedad con valores familiares sólidos .

Nunca la violencia está justificada, nunca se debe aceptar un gesto o una palabra que violente tu ser en ninguna dimensión.

Busca ayuda, no estás sola.

Por: Roxana Castillo

@mujerlatinausa

@roxanacastillofficial

No hay comentarios