\

En el mes de la mujer, nuestra plataforma digital exalta el valor de todas aquellas hispanas que han dado el “Sí” al emprendimiento independiente y han dejado las murallas de las grandes corporaciones. Hoy queremos destacar a una hondureña que engalana a la comunidad de la mujer latina dentro de los Estados Unidos. Sary Molina, pasión con brillo de exclusividad.

Determinación y disciplina desde niña

Sary, desde pequeña mostró dónde estaban sus talentos y sus destrezas. El hacer manualidades, collares, aretes y accesorios desde muy temprana edad definían su camino. Su abuela le comentaba siempre que lucía muy bien cuando ella misma modelaba sus piezas, primero infantiles y después pueriles.

Las creencias en aquel entonces en su país de origen, Honduras, estaban definidas en las familias tradicionales, por los estudios universitarios como meta fundamental para salir adelante, hecho que llevó a Sary a convertirse en Licenciada en Administración.

Sin embargo, su amor por los accesorios seguía intacto, y ya con diseños contemporáneos, hacía dinero para ayudar a costear sus gastos como estudiante en su época universitaria.

Más adelante, como toda una profesional de primera y como mujer talentosa formó parte de corporaciones de gran renombre en su país e incursionó en la politica de aquel momento, desarrollando campañas propagandísticas de gran éxito a nivel nacional.

Sary, seguía, en su tiempo libre, trabajando sus accesorios que ella misma lucía en eventos corporativos y políticos, donde aprovechaba también para promocionarse como diseñadora, pudiendo así vender a esposas de políticos importantes y a ejecutivas. Esta latina es una fiel representación de determinación y disciplina desde niña.

Diáspora de talentos silenciosos que se liberan en otras tierras

Sary, al llegar a los Estados Unidos, empezó a trabajar muy lejos de todas sus áreas de conocimiento. Su humildad y decisión de aceptar el precio de empezar nuevamente en otro país, con otra cultura y sin poder ejercer su profesión como administradora, le motivaron a dar el gran paso de su vida.

Decidió darle libertad definitiva a su verdadera pasión, su emprendimiento como diseñadora de accesorios exclusivos @sarymolina_designer.

Su fin, más allá de vender sus colecciones, es poder promover el valor, la creatividad, el color y la conexión con los dones del alma, que toda mujer latina tiene cuando está conectada con su propósito. Sary es un ejemplo de la diáspora de talentos silenciosos que se liberan en otras tierras.

Inspiración en mujeres poderosas

Le pregunté a Sary en qué se inspiraba y su respuesta fue contundente: “en mujeres poderosas como tú” … risas entre ambas. ” Me gusta diseñar para mujeres fuertes, que vibren bonito y que promuevan los emprendimientos y el éxito; me inspiro en mujeres que están decididas en la vida a vivir su pasión y a ser ejemplo para otras de que sí se puede.”

Los colores de Sary son el azul, el verde, el amarillo porque le recuerdan la belleza de su país Honduras y le producen paz e inspiración. Para esta diseñadora, el trabajar en su taller es su mejor “spa” por que allí encuentra calma y se siente feliz. Sary siente inspiración en mujeres poderosas.

No hay límites si hay fe

La fe ha sido una de las fortalezas de Sary, quien contra todo pronóstico, empezó a crear colecciones llenas de color y brillo, muy a la moda, sin caer en los lugares comunes que toda emprendedora debe evitar.

La perseverancia la han mantenido firme ante sus sueños y a pesar de la pandemia el 2020 para ella fue muy bueno, ya que su creatividad se repotenció al 1000 por ciento y aumentó sus ventas. Para ella, la fe en sus talentos y en sus diseños la hacen siempre tener una sonrisa en sus post en su cuenta de IG @sarymolina_designer.

Para nosotros en nuestra plataforma, poder conocer y presentar historias como la de Sary, nos llena de orgullo porque mujeres como ella, demuestran que no hay limites cuando se quiere alcanzar un sueño. No hay límites si hay fe.

Sary Molina brilla con pasión y exclusividad.

No hay comentarios